Carozzi demanda a sindicato por “actuar de mala fe” durante la negociación colectiva

La reclamación surge a partir de un comunicado publicado por el sindicato, y compartido con más de 800 personas, donde acusaban de falta de honestidad y voluntad a la empresa a lo largo del proceso de negociación.

Las repercusiones para el sindicato N°1 de Carozzi continúan tras el proceso de negociación colectiva culminado el pasado 12 de febrero. Esto por una demanda presentada por la compañía en que acusan a la organización de trabajadores de prácticas desleales durante la negociación colectiva.

Según informa el presidente del sindicato, Carlos Bombal, como organización decidieron enviar un comunicado a nivel de empresa (y algunos externos) el día 6 de febrero, donde informaban respecto de la situación en que se llevaba a cabo el proceso de negociación. En la misiva, se hace referencia a la falta de honestidad por parte de la empresa a lo largo del proceso, así como la poca voluntad de acceder a las demandas que exigían.

“Nuestro proceso de negociación fue difícil, la empresa siempre esperó los últimos plazos para presentar sus propuestas y argumentaban que no había más recursos. Para una empresa que gana más de 600 mil millones de pesos al año, negociar con 17 trabajadores no iba a significar que se despotenciara económicamente”, sostuvo Bombal.

Por su parte, Carozzi respondió expresando su molestia por considerar que el comunicado contenía “epítetos injuriosos y dañinos que afectan la reputación de la empresa y su presidente”, y que sólo buscaban la provocación y la división. Por esto la compañía exigió, en primera instancia, la retractación y la petición de disculpas públicas para así retomar el proceso de negociación.

Finalmente, Carozzi presentó una demanda en la que exigen sanciones para el sindicato, sustentándose en el artículo 404 del código laboral sobre “…acciones que implicaron un entorpecimiento a la negociación colectiva o sus procedimientos, y (…) una vulneración al principio de buena fe, afectando el normal desarrollo de la misma”.

Desde el sindicato cuestionaron dicho argumento aludiendo que lo que ellos denunciaron en su comunicado precisamente respondía a prácticas desleales de la empresa: “Nuestro interés radica en poner en debate los conceptos de buena y mala fe, porque en el fondo la buena fe debiese existir desde el inicio de la negociación, entonces, por qué esperar los plazos de vencimiento o a que nuestros socios votaran la huelga para especular con las mejoras en nuestros contratos”, señaló Bombal.

Por último, el presidente del sindicato indicó que “creemos que más que perjudicarnos, la demanda va a ayudar al mundo sindical porque en el fondo va a quedar la duda sobre los fundamentos que tiene una empresa para asegurar que hubo actuación de mala fe”.

Por ahora, la demanda sigue su curso con audiencia preparatoria citada para el próximo 25 de abril.

Sea el primero en dejar un comentario

Denos su opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*