La Negociación Colectiva en Latam, temas de estrategia.

El sindicato terminó unilateralmente su huelga legal luego de poco más de dos semanas de paralización con una salida legal dudosa.

Nuestra opinión jurídica la puedes leer en el recuadro o haciendo click en el enlace

“SOBRE LA HUELGA DE LAN EXPRESS”

¿Qué problemas estratégicos visualizamos en esta negociación?

La lógica dominante.

El primer axioma es que el resultado real y su proyección en el tiempo, determina el éxito de una negociación. Nunca debe confundirse la calidad o fortaleza de una huelga con el resultado de una negociación.

El contexto.

La afirmación anterior es una alerta respecto de la necesidad de ser capaces de comprender bien el contexto de una negociación y con ello el poder de las partes. El entusiasmo excesivo por la potencia de la propia huelga y el daño que estamos ocasionando a la contraparte puede confundir la necesaria frialdad del análisis.

El conocimiento en profundidad de la contraparte; la empresa Latam (heredera de la historia de Lan) indica que prefiere emplearse a fondo en una batalla precisa para obtener objetivos estratégicos, obteniendo ventajas económicas en el mediano y largo plazo y de paso dar el ejemplo a las demás organizaciones de trabajadores. Así ocurrió antes por ejemplo con el Sindicato de Mantenimiento cerca de 20 años atrás y en negociaciones más cercanas. Los controladores chilenos de Latam no se dejan amedrentar y desarrollan planificaciones coherentes y consistentes.

El sindicato y asesores no mostró la misma consistencia y midió mal a su oponente, sin tener las mismas reservas de recursos. Quienes seguimos a través de los medios de comunicaciones las distintas maniobras de las partes percibimos primero que estábamos ante una negociación en forma en que se discutía una malla de beneficios y algunos puntos adicionales vinculados a calidad de vida. Luego los trabajadores habrían renunciado al grueso de sus peticiones y estarían concentrados en las jornadas de trabajo y los tiempos de descanso. En un tercer momento se nos dijo que el único tema pendiente era la extensión de beneficios a los nuevos trabajadores. Como vemos, las señales al público, donde se supone se buscaba empatía, fueron confusas y la actividad propia no pudo sostener el vínculo con la empresa en el tiempo. Latam abandonó la negociación una semana antes del desenlace y el Sindicato se quedó sin movimiento hasta que decide retirarse de la arena.

Sea el primero en dejar un comentario

Denos su opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*