Trabajadores de la electricidad denuncian que la tercerización precariza el empleo

“Estamos denunciando las prácticas de las empresas monopólicas multinacionales que, aprovechándose de la legislación que tenemos, minimizan y precarizan el empleo tercerizando todas las funciones y deshaciéndose de todos los activos de las empresas (…) y el impacto también es bastante nefasto para los clientes: la calidad del producto que es la electricidad ya no es un producto que esté bajo estándar: Hay subidas de voltajes, quemazón de artefactos, etcétera y la continuidad del servicio hoy está en condiciones bastante precarias por la falta de inversión -pero tenemos la energía más cara del continente- por lo tanto ante cualquier evento, por más mínimo que sea (climatológico o de otro tipo),  hay amplios sectores que se van a quedar sin energía”.

Así lo denunció Félix  Medina, presidente de la Confederación de Trabajadores de la Electricidad y Afines, Confener, explicando que las empresas monopólicas transnacionales que operan en Chile, especialmente en el área de la electricidad, agua y gas,  están apostando sostenidamente por la tercerización, subcontratando a otras empresas para que realicen servicios que debían desarrollar las propias empresas mandantes con  el claro objetivo de reducir costos.

Agregó que: “La gente que atiende las emergencias, la gente que toma lectura, la gente que hace la operación de los sistemas eléctricos, ya son terceros. Y ahora están en la etapa de tercerizar la gente que atiende público, los reclamos etcétera (…).Estas empresas van a quedar sin personal, todos serán subcontratados”, advirtiendo que en los casos que estas empresas subcontratistas, contraten a personal que era de planta, les están ofreciendo contratos precarios: “Las empresas que se hacen cargo de estos contratos, lo hacen ya con contratos tan precarios que evidentemente no pueden ofrecer mucho al trabajador en cuanto a remuneraciones. La tercerización en estas empresas, está acabando con el trabajo decente porque las empresas subcontratistas los contratan en condiciones muy desmejoradas tanto en lo económico como social”.

En el sector eléctrico del país, destacan los conglomerados Enel (capitales italianos) y CGE (capitales  españoles a través de su controlador Gas Nacional Fenosa). Medina, contó que en el caso de CGE, en  los últimos cuatro, cinco años, “el área de Distribución, ya perdió el 60% de los trabajadores de planta (…). Estaría quedando el área de Mantenimiento pero que de aquí a fin de año, también se tercerizará y ahí, prácticamente toda la empresa va estar tercerizada. Es el modelo a nivel mundial que operan en todas las multinacionales: tercerizar todo. Lo mismo se ve en la minería, y en todas las empresas de servicio, en el agua lo mismo”.

Pero estos procesos de tercerización también repercuten en los propios consumidores: “El impacto es bastante nefasto para los clientes. Primero, hay un tema de que no hay quién los atienda ante sus reclamos. Segundo, que la calidad del producto  está bajo los estándares (hay subidas de voltajes, quemazón de artefactos, etcétera). Tercero, la continuidad del servicio hoy está en condiciones bastante precarias por la falta de inversión, por lo tanto ante cualquier evento, por más mínimo que sea ya sea climatológico o de alguna acción de la naturaleza, amplios sectores se van a quedar sin energía; ya tuvimos el año pasado eventos climáticos que afectaron gravemente el suministro; hubo sectores que estuvieron más de 15 días sin energía eléctrica”.

Además, precisó que son compañías cuya propiedad ha pasado por varias manos y “cada vez se han vendido más cara, pero cada vez los activos son menores, porque ya se vendió un edificio, ya no hay vehículos. Todo se arrienda, se arrienda el teléfono que está en la oficina, se arrienda el escritorio. Por todo se paga arriendo  por tanto, todo es costo y como todo es costo, la tarifa sube porque justifican gastos, entonces ese mayor gasto, lo paga cada uno de nosotros, los usuarios y por eso tenemos la energía más cara del continente y la ley permite ese  juego. No es ilegal, está dentro del modelo neoliberal que tenemos a  nivel mundial”.

Es por ello que ya comenzaron un plan de acción: “Hemos hecho la denuncia en la Comisión Nacional de Energía; también nos hemos reunidos con el subsecretario de Economía, para expresarles lo mismo: El derecho a pataleo no lo quita nadie, porque no es solo precarización del empleo sino también, a través de este modelo, se está entregando una pésima calidad de servicio, estamos disminuyendo este servicio básico a su mínima expresión sin ninguna seguridad y las empresas no han hecho mayor inversión aunque dicen que están preparados para eventos, no lo están”. También presentarán una reclamación por “precarización a través de la tercerización”, ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En tanto, el secretario General de la CUT, Nolberto Díaz, expresó que en todas las acciones que emprenda la Confener, “sin lugar a dudas contará con nuestro respaldo, nuestra solidaridad, nuestro apoyo”, recordando que “desde hace mucho tiempo la CUT, a través de la coordinación de sindicatos de la energía y de sindicatos de empresas estratégicas, hemos denunciado tanto en el sistema eléctrico como en el sistema sanitario como se ha tercerizado y como las empresas han ido eludiendo sus responsabilidades laborales subcontratando a miles y miles de trabajadores. Hoy, en las empresas eléctricas de todo el país como en las empresas sanitarias, muchos trabajadores que deberían ser de planta no lo son y están subcontratados. Lo que hacen es traspasar  a un tercero  las responsabilidades que ellos tienen, eluden sus responsabilidades laborales y eluden también su responsabilidades con respecto al servicio que prestan y los servicios, como la electricidad y  agua potable, son servicios esenciales y estratégicos”.

Sea el primero en dejar un comentario

Denos su opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*