Pensiones, Educación y Salud: Las expectativas para la primera cuenta pública de Gobierno

Distintos actores sociales se refirieron a los eventuales anuncios que efectuará el próximo viernes el Ejecutivo. Mientras, desde la Fech hicieron un llamado a movilizarse: “Este gobierno no ha sido capaz de escuchar atentamente las demandas del mundo social”, señaló el presidente de la organización, Alfonso Mohor.

A días de la primera cuenta pública del Presidente Sebastián Piñera, distintas organizaciones sociales, estudiantiles y de trabajadores han expresado su preocupación por los anuncios que eventualmente realizará el Mandatario.

En el documento que prepara el Ejecutivo ya se han vislumbrado algunas prioridades que han sido anticipadas por sus jefes de cartera, como modificaciones al sistema de pensiones, isapres, régimen tributario, Dirección del Trabajo y un nuevo proceder en cuanto a normas laborales.

En materia de jubilaciones, hace un tiempo, se han estado reuniendo con el Presidente, los ministros del Trabajo y Economía. El planteamiento principalmente se basará en el aumento de las cotizaciones individuales, ampliación del Pilar Solidario, AFP Estatal y para aquellos que quieran extender su vida laboral, comisión cero como forma de incentivo.

Para el vocero de la Coordinadora No más AFP, Luis Mesina, es absurdo que el Gobierno insista con una política subsidiaria que transfiere los recursos de todos los chilenos en beneficio exclusivo de las Administradoras de Fondos de Pensiones.

“La pregunta central es de dónde va a salir el dinero y si se pretende seguir con esta suerte de transferencia de recursos públicos a una industria que opera con cánones privados. Nos parece que es del todo absurdo continuar con esa política. Lo único rescatable es que el Presidente Piñera reivindica el principio de solidaridad, el que nosotros hemos planteado. Pero que sea más concreto y así nos evitamos todo este debate artificial que en nada contribuye, porque Chile demanda mejores pensiones, eso es lo fundamental”, afirmó.

Otro aspecto que eventualmente abordará el Presidente Sebastián Piñera en su cuenta pública será la nueva hoja de ruta del Ministerio del Trabajo ante la normativa laboral.

Se habla de “modernizar” la Dirección del Trabajo, a través de decretos. Una vía administrativa de reinterpretación de la reforma laboral, específicamente lo que concierne a negociaciones colectivas y el derecho a huelga.

También se anunciará un nuevo proyecto sobre flexibilidad laboral, que, para el Secretario General de la Central Unitaria de Trabajadores, Nolberto Díaz, no es más que la desregulación del mercado del trabajo, donde según él, se eliminan los cánones para contratar y despedir empleados por parte de las empresas.

“Rechazamos el intento de buscar mayor flexibilidad laboral de la que existe, Chile según el Banco Mundial y la OCDE es uno de los países con mayores niveles de flexibilidad, y en el país falta mucho para que se respeten los derechos laborales. Se avanzó en la reforma laboral que se legisló por mayoría y nosotros esperamos que no se retroceda. Si se propone una revisión sobre la reforma, que sea sobre aquellos temas que están pendientes, como la negociación al derecho a huelga del trabajador subcontratado y una mejor definición en materia de servicios mínimos”, argumentó.

La cuenta pública del gobierno de Sebastián Piñera también tendrá protestas en las calles. La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), ha convocado a una nueva jornada de manifestación nacional para el próximo viernes uno de junio.

El presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), Alfonso Mohor, realizó un llamado a que se sumen diversas organizaciones sociales.

“El gobierno lo que está intentando hacer es engañar a la opinión pública, haciéndole creer que están detrás, que acompañan a las mujeres en sus demandas, siendo que en la realidad eso no es cierto. Ejemplo es el tema de la isapres, donde se apropia de las demandas sociales y las convierte en una oportunidad de negocio. De una u otra manera nos parece que es una demostración de que este gobierno no ha sido capaz de escuchar atentamente las demandas del mundo social, sino más bien a intentado imponer su agenda en una dirección bastante distinta a las que nuestras compañeras están exigiendo en las calles”, subrayó.

La Confech y la CUT son hasta el momento las dos organizaciones que han solicitado autorización para realizar marchas y manifestaciones públicas durante este viernes.

Una cuenta pública presidencial que también se referirá a la Oficina de Competencia y Productividad que comenzará con el proceso de revisión de las regulaciones vigentes en materia medioambiental y donde el proyecto minero – portuario Dominga es el niño símbolo de tal idea.

Sea el primero en dejar un comentario

Denos su opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*