El rol de Ana Lya Uriarte en el rearme bacheletista: Desde Alemania afina detalles

Por estos días, Uriarte está en Alemania por razones profesionales, según asegura un cercano en el PS. Desde Europa organizó la bullada reunión que la semana pasada sostuvo la expresidenta con su último gabinete y otros ex colaboradores cercanos.

El lunes 11 de junio la ex Presidenta Michelle Bachelet iniciará una nueva gira internacional. En Washington recibirá un reconocimiento de NATGEO por su aporte en material ambiental, luego se trasladará a Vietnam, Finlandia y Bélgica por actividades de ONU y de IDEA Internacional.

La ex mandataria se ausentará de Chile sin haber ultimado los detalles de su nueva fundación, hoy conocida por su sede ubicada en calle del Inca, en Las Condes. Está pendiente el nombramiento del directorio para su inscripción oficial y la elección de un nombre. En el entorno de la ex jefa de Estado aseguran que no hay apuro, aunque la idea es que el asunto esté zanjado antes de que termine el semestre.

La responsabilidad de zanjar los detalles administrativos y jurídicos de la Fundación recayó en la ex jefa de gabinete de la Presidenta, Ana Lya Uriarte. Si bien la abogada ambientalista no está a tiempo completo con la exmandataria, desde hace semanas afina los trámites para la inscripción del proyecto.

Por estos días, Uriarte está en Alemania por razones profesionales, según asegura un cercano en el PS. Antes, estuvo con la Bachelet durante su paso por Ginebra. Desde Europa organizó la bullada reunión que la semana pasada sostuvo la expresidenta con su último gabinete y otros ex colaboradores cercanos.

Uriarte llamó por teléfono a la mayor parte de los convocados al encuentro en la sede de la Fundación, pese a que ella no pudo estar presente. Y desde Alemania también está afinando los trámites de la misma. Al correo personal de la ex funcionaria de gobierno también han llegado los comentarios de algunos de los personeros de la Nueva Mayoría, que en privado han lamentado no haber sido convocados al encuentro con la expresidenta.

Uriarte sigue siendo en la práctica el centro del núcleo bacheletista y una de las principales colaboradoras de la exmandataria. El resto del equipo sigue atento a los requerimientos de Bachelet, pero a tiempo parcial. De hecho, la ex jefa de prensa Haydeé Rojas se contó entre los ausentes en la reunión de la semana pasada, debido a que estaba de viaje en Buenos Aires con su familia.

Pedro Güell llegó hace poco de un largo viaje fuera de Chile y reapareció la semana pasada en la reunión de “camaradería” del exgabinete. “Ahí estuvo, y no dijo ni pío”, comenta un asistente a la cita. En el entorno de la exmandataria restan protagonismo a quien fuera el director de políticas públicas del segundo piso de La Moneda en esta etapa. Otros dejan abierta la posibilidad de que su incidencia sobre Bachelet sea bilateral. Un socialista coincide con esa versión y asegura que desde hace rato el profesional evalúa trasladarse al sur.

La ex vocera Paula Narváez y el ex Segpres, Gabriel De la Fuente, son parte del grupo de colaboración de Bachelet, pero no desde la nueva entidad, sino desde la Fundación Igualdad. La ex ministra Narváez ha asumido la vocería del bacheletismo desde ahí.

Los únicos funcionarios estables, hasta ahora, de la innombrada fundación son Xavier Altamirano, que era parte del equipo de Güell, en contenidos y discursos; la histórica secretaria de Bachelet, Claudia Farías; Benjamín Aguirre, que era del equipo de prensa de Rojas, en comunicaciones; y un encargado de redes sociales.

Mensaje a los partidos

Si hay un elemento que incomoda a la expresidenta y a su entorno es cuando se asegura que la fundación que está por crear busca solo la defensa del legado. Los ex colaboradores de Bachelet insisten en que es un equívoco que caricaturiza y genera una innecesaria inquietud en los partidos de la ex Nueva Mayoría, que esta semana salieron a manifestar su incomodidad con el protagonismo que adquirió el extinto gabinete presidencial.

Aseguran que la nueva fundación busca ser un apoyo para el rearme de la oposición y ese fue el mensaje que Bachelet le dio a sus colaboradores en la reunión de la semana pasada, donde dijo que los partidos están en un proceso de rearme después del cual deben concentrarse en la generación de propuestas y que la fundación que está por nacer ayudará a ese proceso.

Sea el primero en dejar un comentario

Denos su opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*