43 días: huelga en Nueva MásVida está entrampada en tres puntos

Con la mesa quebrada hace una semana y una última oferta que fue rechazada por un 75% de los socios, el sindicato de establecimiento NuevaMás Vida cumplió 43 días de huelga.

El sindicato de la casa matriz de la Isapre Nueva MásVida, ubicada en Concepción, tiene apenas meses desde haberse formado y ahora están viviendo su primera huelga, producto de no haber llegado a acuerdo con la empresa en la negociación colectiva, ni durante la mediación obligatoria.

La situación ha sido difícil. Los trabajadores de Isapre Nueva MásVida son los mismos de la ex MásVida, que fue comprada por la empresa Nexus: “Cuando llegaron nos dijeron que iban a mantener a los trabajadores y que no nos preocupáramos porque íbamos a continuar con nuestros beneficios tal cual, pero de a poco nos fueron quitando bonos, permisos y otros beneficios de forma arbitraria y unilateral, por eso decidimos organizarnos y armar el sindicato, para recuperar lo que estábamos perdiendo”, afirmó el presidente del sindicato, Álvaro Michea.

La negociación partió con 30 puntos que solicitaban los trabajadores para mejorar sus condiciones, pero luego de 43 días de huelga este listado bajó a 12 ítems, con énfasis en tres que desde el sindicato consideran clave para terminar la paralización: “Queremos que nos paguen los días de huelga, que nos den un bono de término de conflicto y, que para la seguridad de los socios, se amplíe el fuero tras la huelga de un mes a cuatro meses para todos los socios. Esto último por miedo a las posibles represalias”, sostuvo Michea.

Pero no hay acuerdo. El dirigente afirmó que en los otros puntos de la negociación ellos están dispuestos a aceptar lo que ha ofrecido la Isapre, pero son los últimos tres mencionados los que tienen tensionada la relación, tanto así, que durante la semana pasada se quebró la mesa negociadora. Esto, luego de que el gerente de finanzas se burlara de los trabajadores a la salida de la última mediación que tuvieron en presencia de la inspección del trabajo.

“Salimos de esa reunión sin un acuerdo, y los socios estaban afuera, ellos le manifestaron vehementemente su descontento con el gerente de finanzas, porque señalan que salió riéndose, burlándose de los trabajadores. Entonces, luego de eso, que quedó registrado incluso en videos en internet, la empresa decidió bajarse de la mesa, pero nosotros”, afirmó Michea, “continuamos abiertos al diálogo”.

La negociación ha estado llena de problemas, según dijo el dirigente, ya han interpuesto varias denuncias por prácticas antisindicales contra de la empresa, por no entregar la información financiera y contable, y otras por reemplazo durante la huelga: “La empresa parece que prefiere pagar las multas que solucionar el conflicto y nosotros vamos a seguir denunciando las irregularidades, porque continúan reemplazándonos”.

Partieron hace 43 días 198 socios, y a pesar del tiempo, la mayoría de ellos continúa en huelga, solo el 10% de ellos se acogió al descuelgue. “A pesar de la fatiga mental y física, el agotamiento, y que a veces decae el ánimo, hemos estado unidos y fuertes, porque sabemos que estamos peleando por algo justo, estamos totalmente motivados con seguir adelante hasta conseguir lo que pedimos”.

El dirigente agregó que Isapre Nueva MásVida ha tenido un impacto fuerte en sus operaciones internas, solo a modo de ejemplo, contó que las licencias médicas que están recibiendo están siendo rechazadas en su totalidad, incluso aquellas de pre y pos natal que no se pueden rechazar. Además, sostuvo que hay vidas en peligro, porque la atención de los pacientes prioritarios GES la están realizando personas que no están capacitadas, porque todo el personal que revisa ese tema está en huelga.

Sea el primero en dejar un comentario

Denos su opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*