Trabajadores JUNJI rechazan proyecto de sala cuna universal

Los trabajadores de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI), agrupados en AJUNJI Nacional, rechazan el proyecto de ley que Crea el Beneficio Social de Educación Parvularia en el Nivel de Sala Cuna, financiado por un Fondo Solidario (boletín 12026-13), destinado a trabajadoras dependientes o independientes, con hijos desde los seis meses a los dos años de edad, impulsado por este el gobierno y que se encuentra en el parlamento en su primer trámite legislativo.

A través de una declaración pública, la asociación  critica que “esta propuesta fue realizada sin conversar con los principales actores de la educación inicial, ni con la comunidad, ni con las organizaciones sindicales, y mucho menos con AJUNJI Nacional, que representa a más de 10.000 trabajadores/as de la Educación Parvularia”.

A juicio de los trabajadores, hay dos aspectos de la iniciativa que se valoran. “Valoramos que existan algunos elementos en el Proyecto de Ley que permiten abrir el debate en materia de corresponsabilidad y en la superación de las brechas de género, por su impacto en la inserción laboral de las mujeres y poniendo fin a la discriminación que existe en la actual disposición del artículo 203 del Código del Trabajo. Este último artículo regula el beneficio de sala cuna para trabajadoras y es hoy uno de los factores que contribuye a la menor participación de mujeres en el mercado laboral, porque esta norma restringe el acceso al servicio de sala cuna sólo para aquellas mujeres que presten servicios en empresas de veinte o más trabajadoras, excluyendo al resto”, dicen en su declaración.

Sin embargo, critican que el principal aspecto del proyecto tenga un componente laboral. “Este proyecto, mal llamado Ley de Sala Cuna Universal, no apunta directamente al beneficio de todos los niños y niñas menores de dos años, ya que solo considera a los hijos e hijas de mujeres que cotizan, sean dependientes o independientes”.

“Nos parece inaceptable retroceder en la inclusión educativa y profundizar en la exclusión desde la edad más temprana. Planteamos que el Gobierno debe seguir fortaleciendo la educación estatal, aumentar la cobertura actual que ofrece JUNJI, manteniendo y mejorando los estándares existentes. Con este proyecto de ley el gobierno busca que el trabajador se haga cargo del problema del acceso a la sala cuna. A su vez, se abre un importante espacio para que los recintos particulares se acojan a este Fondo Solidario, situación perjudicial para la calidad de la educación, los derechos laborales de sus trabajadores y, otra vez, la integridad de los niños. No aceptamos que se abran espacios para la mercantilización de la educación inicial”, fustigaron.

Por otra parte, la AJUNJI demanda que se debe fortalecer la calidad de la formación profesional de la educación inicial y que este proyecto no se hace cargo de ese aspecto, como así lo referente al déficit de personal para cumplir con la plena cobertura y con la adecuada atención de los lactantes. Finalmente, el gremio hace un llamado al Gobierno a retirar la urgencia de este proyecto de ley y pide a los parlamentarios abrir los espacios necesarios para escuchar la voz de los trabajadores JUNJI.

Sea el primero en dejar un comentario

Denos su opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*