Flexibilidad en las jornadas de trabajo será parte de la modernización laboral del gobierno

“La jornada de trabajo se reparte en forma muy rígida por la ley, se puede repartir solamente entre 5 y 6 días y lleno de normas, en circunstancias que la modernidad lo que busca precisamente es hacer más compatible el mundo del trabajo con el mundo de la familia; y de esa forma la flexibilidad laboral, que uno pueda acomodar los horarios (…) debiera estar permitido en la medida que se logran acuerdos libres y voluntarios entre las partes, cosa que la actual legislación lo rigidiza en forma extrema”.

Esa crítica a la estructura de la legislación laboral del país la realizó el Presidente Sebastián Piñera, en el marco del desayuno organizado por la Federación de Empresas de Turismo (Fedetur), donde se refirió al proyecto de modernización laboral que vendrá a modificar la Reforma Laboral de la exPresidenta Michelle Bachelet y modificará cláusulas de los contratos colectivos e individuales de los trabajadores.

“Hoy día la sociedad moderna está abandonando el concepto de línea de producción y está yendo a fórmulas que cada vez se acercan más a las necesidades de las personas y los consumidores”, agregó el Presidente.

Por lo mismo, la flexibilidad en las jornadas de trabajo serán un punto esencial en el proyecto del gobierno, pues según fuentes del proceso, esta iniciativa pretende generar mayor participación laboral en sectores aún rezagados, como las mujeres y los jóvenes, pero, además, para hacer frente a la automatización de los puestos de trabajo, dada la irrupción de las nuevas tecnologías en los procesos de producción.

En este contexto, el proyecto contemplaría poder pactar horarios y jornadas de trabajo de manera individual. Este acuerdo podrá ser por días, horas e incluso por temporadas.

Esta medida junto a los proyectos de teletrabajo (empleos desde la casa) y el estatuto laboral para jóvenes, son la gran apuesta del gobierno, para darle una nueva estructura a las jornadas laborales, sin necesidad de modificar las horas trabajadas por semana.

Gremios valoran la medida. Este tipo de iniciativas de flexibilidad laboral no son nuevas en el país, han sido presentadas reiteradamente en el Congreso, pero con poco éxito, ya que los gremios de trabajadores consideran que esta política, al igual que el teletrabajo y el estatuto laboral juvenil, precarizan el mercado laboral.
Sin embargo, para los gremios empresariales esto ya es una necesidad dada la modernización que está viviendo el mercado laboral en el mundo.

El presidente de Fedetur, Ricardo Margulis, señaló que “la flexibilidad laboral no debe ser vista como una amenaza, sino que como una oportunidad para crear puestos de trabajo que permitan adecuarse a las nuevas necesidades de los trabajadores y las empresas. Es urgente realizar cambios a la legislación, orientados a avanzar en flexibilidad laboral especialmente para mujeres y jóvenes”.

Una visión similar tiene el gerente de Estudios y director del Centro de Economía Digital de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), George Lever, quien sostuvo que para una mayor incorporación de la mujer en el mercado laboral es “incorporar mayor flexibilidad en la institución laboral para que las mujeres, por ejemplo, puedan tener acceso al mercado laboral más favorable.

Este es un tema que venimos discutiendo hace mucho tiempo y es necesario tratarlo ahora”.
A su vez, el presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura, Ricardo Ariztía, advirtió que “es necesario mayor flexibilidad en la jornada de trabajo, pero lo que no puede pasar es que esto signifique mayor cantidad de horas”.

Sea el primero en dejar un comentario

Denos su opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*