Crece empleo femenino: se crearon más de 54 mil puestos de trabajo en un año

Aumento de la categoría ocupados en 1% no logró compensar el aumento de la fuerza de trabajo que llegó a 1,4%, con lo que el desempleo subió a 7,1%. Con todo, destacó la creación de nuevos puestos de trabajo asalariados privados, y que la categoría ocupados tuvo una alta participación de nuevas plazas laborales femeninas: el 65% de los nuevos puestos fue ocupado por mujeres.


Un tono agridulce tuvieron ayer las cifras entregadas por el INE respecto de la tasa de desocupación correspondiente al trimestre agosto-octubre.

Esto, porque lejos de ceder, registró una tasa de 7,1% en el período, 0,4 puntos porcentuales mayor que el mismo trimestre de 2017. Y como ha sido la tónica, nuevamente el incremento de la Fuerza de Trabajo, que se ubicó en 1,4%, no logró ser compensada por la categoría Ocupados, que registró una variación de 1%.

Por sectores, el alza anualizada de los Ocupados fue liderada por información y comunicaciones (13,6%), seguido de minería (8,8%) y actividades de alojamiento y de servicios de comidas (6,6%).

Las principales reducciones, en tanto, se registraron en las actividades suministro de agua (-16,7%), actividades de servicios administrativos y de apoyo (-7,2%) y actividades de los hogares como empleadores (-4,7%).

Sin embargo, los datos de empleo trimestral dejan varias notas positivas.

Primero, la calidad del empleo. Por categoría ocupacional, la cuenta propia disminuye en 0,2% y dentro de los asalariados volvió a registrarse un alza en los privados de 1,5%, el registro más alto desde 2015 para el mismo trimestre, lo que implica 72.120 nuevos empleos; por el contrario, los públicos sólo crecieron 2,7% anual, lo que significa 27.038 empleos, cifra que ha ido consistentemente a la baja.

La segunda buena noticia tiene que ver con la creación de empleo. Si bien registró una variación de 1%, equivalente a 83 mil nuevas plazas laborales, de ellas 54 mil correspondió a empleo de mujeres, equivalente al 65%, mientras que las plazas masculinas alcanzaron a 29 mil, es decir un 34,8%.

El ministro del Trabajo Nicolás Monckeberg rescató que “el mercado laboral se está reactivando cada vez más, nuestra economía encendió los motores y se está poniendo de pie”.

Agregó que “esto lo demuestra el hecho de que estemos creando mayoritariamente empleos con contrato, a diferencia de lo que ocurría hace 12 meses atrás donde el empleo con contrato se destruía, aumentando el empleo por cuenta propia. Hoy crece con energía la fuerza de trabajo y los empleos asalariados”.

¿Mejora en el empleo?

Según Carolina Grünwald de LyD “se observa nuevamente una recuperación del empleo asalariado privado (con el alza más alta desde 2015), dando cuenta de un aumento de la formalización laboral y, por lo tanto, de la calidad del empleo. Además, se tiene que el empleo asalariado público vuelve a perder fuerza”.

¿Anticipa esto mejores registros de empleo?

Para Alejandro Puente de la Universidad Santo Tomás, “los datos de empleo del trimestre móvil agosto-octubre tienen claros y oscuros” siendo la parte oscura el aumento de la tasa de desempleo, mientras que la luminosa corresponde al crecimiento del empleo por el componente asalariado privado, así señala “se debe recordar que el empleo se ajusta de manera rezagada con relación al crecimiento de la actividad económica, pero esto solo lo podremos confirmar en los próximos meses.

Por lo pronto, lo que tenemos es que se están creando empleos de buena calidad, pero también que estos no alcanzan para todos los que quieren trabajar”.

Desde Econsult coinciden que “en el margen, el dato (de empleo asalariado) presenta una lectura positiva con el empleo privado formal mostrando una mejoría y un nivel de desempleo estable. Sin embargo, es temprano para señalar esto como un cambio de tendencia”.

Con todo, Nathan Pincheira,de Fynsa, plantea que “a pesar de la “decepción” que podría haber causado al mercado la mantención de la tasa de desocupación la lectura es mejor de lo que el indicador sugiere: El retorno de las plazas privadas y el alza del empleo total, luego de sistemáticas caídas interanuales del indicador podrían revelar un cambio en la tendencia observada durante los últimos meses”, diagnóstico con el que coincide Miguel Ricaurte de Itaú.

“La recuperación del mercado laboral está ocurriendo con algún rezago respecto de la actividad, por lo que esperamos seguir viendo mejorías en los siguientes trimestres”, señala.

Gasto público salta a 6,8% en octubre y acumula alza de 2,9%

Luego de la contracción del gasto público en el tercer trimestre, que registró un -3,6%, en octubre volvió a reacelerarse y saltó a 6,8%, según los datos publicados ayer por la Dirección de Presupuestos.

Con esto, el gasto público del Gobierno Central acumula una variación real de 2,9%, por debajo de la proyección de 3,3% para el ejercicio, entregada por el Ministerio de Hacienda en el Informe de Finanzas Públicas.

Según la Dipres, la mayor incidencia en el gasto recayó en Subsidios y Donaciones seguido de Personal, asociados a las partidas Salud y Educación.

Además, el gasto en capital a octubre retrocede en términos reales en 3,4%.

El avance de la ejecución en tanto, alcanza al 78,2% de la ley aprobada.

En tanto, los ingresos aumentan a octubre en 7,1% real anual, liderados por la recaudación minera privada y estatal, con un mayor dinamismo de la tributación mensual del impuesto a la renta no minero.

Así, el déficit acumulado del Gobierno Central a octubre de 2018 equivale a 0,6% del PIB.

Sea el primero en dejar un comentario

Denos su opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*