Informalidad: la razón detrás del estancamiento de las remuneraciones

De acuerdo a las estadísticas del INE, en abril los salarios reales y nominales alcanzaron su menor nivel de avance de los últimos 12 meses. Los expertos ven un repunte recién para fines de año.

En su último Informe de Política Monetaria (IPoM), el Banco Central (BC) advirtió ciertos rezagos en el mercado laboral, en comparación con la reactivación que está teniendo la economía.

De acuerdo a lo señalado por el BC, si bien se ve un mayor dinamismo económico, esto “matiza algo este riesgo la posibilidad que el mercado laboral, y en particular el empleo asalariado privado, demore más de lo previsto en responder al mayor crecimiento”.

Ello, ha redundado en lo salarios. Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) las remuneraciones nominales en abril crecieron 3% en el año móvil y los salarios reales, que considera la inflación, alcanzaron un 1,1%. Ambas cifras marcaron el menor crecimiento de los últimos 12 meses. En cuanto al empleo, el aumento anual promedio está alcanzando un 2%.

En esta línea, el empleo que más ha crecido es el por cuenta propia (4% anual), mientras que el empleo en las empresas (asalariado), privadas, solo ha subido 0,6%.

Para el economista y director del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la UC, David Bravo, “esto (avance en el empleo) es compatible con el índice de remuneraciones (hay que recordar que este índice registra la evolución del promedio de remuneraciones en una muestra de empresas (no incluye cuenta propia por lo tanto) así es que esto está acorde con la evolución del empleo en las empresas”.

En cuanto al avance futuro de los salarios, el economista sostiene que “se esperaría que a medida que la tasa de crecimiento del empleo asalariado se alinee con el crecimiento del empleo total y, por lo tanto, con el crecimiento económico, las remuneraciones nominales y reales se incrementen en los meses más adelante”.

Una visión que comparte la economista y directora del Centro de Estudios Financieros de la Universidad de Los Andes, Cecilia Cifuentes, quien proyecta un crecimiento mayor de los salarios hacia fin de este año: “en la medida que la recuperación de la economía se mantenga, podríamos ver un crecimiento en los salarios hacia fines de año”.

Informalidad

Tal como señalan los economistas, recién hacia fin de año los salarios podrían alinearse con el crecimiento económico, por ahora, dicen, el rezago es evidente.

Para Cifuentes este es un fenómeno normal, ya que cuando hay una reactivación o desaceleración en la economía los efectos en el mercado laboral se ven hacia el final del ciclo, pero también reconoce que hay un nuevo fenómeno en este rezago: la informalidad laboral.

“Si bien la tasa de desempleo nunca subió, en periodos de bajo crecimiento económico, lo que se vio es que hay gente que no quedó desempleada porque entró a la informalidad (…). Entonces cuando la economía se comienza a reactivar, antes que suban los salarios, se empieza a absorber ese desempleo encubierto (informalidad) y por lo tanto no hay presiones de alza en los salarios, y esas personas están dispuestas a entrar al mercado formal con los salarios que ya están establecidos, sin que estos suban”.

Según los datos del INE para el trimestre móvil febrero – abril 2018, los empleos informales llegan a un 29% (30,3% en mujeres y 28% en hombres).

Este fenómeno también es mirado con preocupación desde el Comercio, desde donde avalan que la informalidad es uno de los factores en este rezago del mercado laboral.

En este contexto, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Manuel Melero, quien asegura que “el mundo del trabajo no muestra mucho dinamismo, pues no hemos sido capaces de crear fuentes formales de empleo (…). El comercio es el que menos comercio formal crea y esta es una preocupación, porque es una mala tendencia que hace que los empresarios ajusten sus presupuestos”.

El ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, reconoce que hay una “cierta demora” en el mercado laboral, respecto a un año. “Sabemos que este es un proceso lento, pero vamos por un buen camino, ya estamos viendo señales alentadoras. Acá no sólo se trata de números o de cuántos empleos se crean, sino que sean empleos de calidad”.

¿Alta demanda y menores ofertas?

Este fenómenos en el mercado laboral, también es percibido por las empresas de reclutamiento y recursos humanos. Agustina Bellido, líder de Productos de Mercer Chile asegura que “en los últimos años sí se ha advertido un rezago en la oferta de empleo, pero no así en la demanda.

El 2018 puede describirse como un año en donde se está “ordenando la casa”, los cambios que han llegado de mano de la tecnología y las nuevas generaciones”. Para Felipe Ruiz Manager de Hays Chile, hay buenas perspectivas de reactivación: “el mercado está más activo y por consiguiente las empresas también, hay varios proyectos de empresas multinacionales y nacionales, con nuevas líneas de negocio”.

Sea el primero en dejar un comentario

Denos su opinión

Tu dirección de correo no será publicada.


*